Major Hospital Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Cómo lidiar con la violencia en el trabajo

La violencia o la agresión entre los empleados puede ocurrir en cualquier lugar. Puede estar dirigida a los superiores o a los compañeros. Puede tener muchos niveles, desde iniciar habladurías o tener un altercado hasta atacar a alguien físicamente. La violencia, incluso, puede manifestarse como agresión a mano armada.

Amenazas

Un empleado puede amenazar a un colega, el jefe o el lugar de trabajo. Las amenazas pueden hacerse en persona. O pueden ser por correo electrónico, redes sociales, cartas o llamadas telefónicas.

Ataques físicos

Un empleado puede empujar, hacer tropezar o golpear a un colega. También puede demostrar su agresividad. Puede, incluso, arrojar o romper cosas.

Agresión armada

Un empleado puede sentir que recibió un trato injusto. Puede estar enojado con la empresa o con alguna persona que trabaja allí. El empleado puede planear formas de vengarse de su objetivo. Esto puede manifestarse como violencia armada o incendios intencionales. Si llegara a poner en práctica el plan, sus colegas o los visitantes podrían resultar lesionados.

Señales de advertencia

A menudo, los actos de violencia en el lugar de trabajo están precedidos de alguna señal de advertencia. Antes de ejecutar un acto de violencia, un empleado podría comportarse de forma nerviosa, defensiva, agresiva. Pueden hacer amenazas. O pueden reaccionar de mala manera ante una evaluación, una acción disciplinaria o un cambio en las políticas laborales. A menudo, estos empleados tienen antecedentes de aislamiento, depresión. También es frecuente un historial de violencia familiar o abuso de sustancias. Pueden tener una obsesión con las armas.

Los empleadores pueden reducir el riesgo de violencia en el lugar de trabajo de las siguientes formas:

  • Aplicar una política de tolerancia cero con respecto a la violencia en el lugar de trabajo. Esta política debe aplicarse a todos los empleados en todos los niveles. También debe aplicarse a cualquiera que entre en contacto con los empleados. Esto incluye a los pacientes, clientes, visitantes y contratistas.

  • Hacer ejercicios de capacitación con la policía local.

  • Implementar un plan de emergencia y asegurarse de que todos los empleados sepan cómo ponerlo en marcha.

  • Proteger el lugar del trabajo. Limitar el acceso al edificio e instalar cámaras de video. Poner mejor iluminación y exigir tarjetas de identificación para ingresar.

  • Ofrecer capacitación a los empleados en seguridad personal. Ayudarlos a reconocer, informar, mantenerse alejados o detener una posible situación de violencia.

  • Animar a los empleados a alertar a los supervisores de inmediato sobre cualquier inquietud. Los empleados deben informar todos los eventos de forma rápida y por escrito.

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.